farmacia

El mundo del packaging para la industria farmacéutica es muy exigente. Se deben cumplir todas las normas y ser extremadamente cuidadosos con los controles de calidad.

En Eman Packaging nos dedicamos a los envases secundarios, o externos, que contienen en su interior los envases inmediatos (los que están en contacto directamente con el medicamento).

La función de la caja o estuche es doble, debe  proteger el medicamento, preservándolo en las condiciones óptimas durante su distribución, almacenaje y comercialización. Pero tal vez la función más destacada es la de identificar debidamente de su contenido.

La normativa en cuanto a etiquetado es muy estricta y el diseño debe estar sujeto a autorización administrativa, así como cualquier modificación posterior.

La seguridad es un aspecto también a tener muy en cuenta, para evitar posibles falsificaciones se utilizan tintas y acabados especiales.

En la Unión Europea es obligatorio indicar en braille la denominación del medicamento, seguida de la dosificación y de la forma farmacéutica en la cara frontal del envase.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos técnicamente en todos los aspectos relacionados con el packaging farmacéutico.